fbpx

¿Tienes un dolor en tu cuello? Tal vez ésta sea la causa…

Tienes un dolor en tu cuello? Tal vez ésta sea la causa…

Hoy en día el uso de artefactos electrónicos se ha transformado en parte rutinaria de nuestras vidas, facilitando diferentes procesos. Vivimos en un mundo en donde tenemos toda la información al alcance de nuestras manos y por supuesto que queremos absorber la mayor información posible de lo que nos interesa.

Hacemos hincapié en que la información está literalmente al alcance de nuestras manos ya que todos tenemos un teléfono inteligente con acceso a internet o tal vez cuenten con un tablet, por lo que pasamos gran parte del día observando nuestros dispositivos.

Nuestros celulares nos mantienen en posturas mantenidas que son anatómicamente incorrectas, causando presión en zonas específicas, sobre todo a nivel del cuello.

Al leer un mensaje, buscar información en internet o ver las redes sociales en nuestro dispositivo, generalmente adoptamos una posición en donde sujetamos nuestro celular con las manos a nivel del pecho con la cabeza hacia adelante y mirando hacia abajo, generando un cambio postural en donde se aprecia una tensión excesiva en los músculos posteriores del cuello, rectificando la columna cervical y generando mayor presión en la base de esta misma.

Al adoptar esta posición y generar todos estos cambios descritos anteriormente, podemos tener diferentes patologías asociados al uso en posiciones inadecuadas de nuestros celulares o Tablet, tales como contracturas musculares en la zona posterior del cuello, hernias discales debido a la presión de los discos por la posición de la cabeza, aumento de la cifosis torácica debido a la inhibición de musculatura de la espalda y a largo plazo artrosis cervical.

Si estás sentado utilizando tu celular, puedes usar una almohada en tus piernas o una mesa para elevar la posición de tus codos, logrando que la pantalla de tu celular quede a nivel de tu cabeza. De ésta forma, tus brazos descansan y tu cabeza adopta una posición erguida. Si estás fuera de casa, puede utilizar tu mochila o bolso para realizar la misma acción.

 

Realizar actividad física de forma regular, trabajar sobre todo la musculatura posterior de la espalda, a nivel interescapular.

 

Evitar el uso de estos dispositivos al dormir, no sólo afectan el ciclo del sueño, ya que al mantener la posición de los brazos elevados podríamos generar una cervicobraquialgia.

 

Masajes y ejercicios de flexibilidad específicos a nivel de cuello.

 

Para las personas que no tienen tiempo de realizar estos ejercicios de forma continua, recomendamos la Reprogramación Neuromotriz con el método Allyane, en donde se pueden modificar patrones posturales en una sesión.

 

You May Also Like